Blasphemous (PC, Switch, Xbox One, PS4): Un 2D «Soulslike»

Este es un título español creado por el estudio sevillano de The Game Kitchen que decidieron sacar su segundo proyecto tras arrasar con su primero llamado Kikchstarter.

El juego en sí

A primera vista salta que los símbolos religiosos serán uno de los escenarios más repetidos en todo el juego. La verdad es que el juego es una especie de manifestación a la actitud elitista que señala a las personas que bien la Semana Santa de forma muy personal. Es por eso que el juego cuenta con un buen número de imágenes que impactan a través de las cuáles ha creado unas ciertas similitudes temáticas que tienen con el material original.

En el juego se adaptan leyendas locales, canciones clásicas y poemas, que en su total son el argumento de Blasphemous. Todo contribuye a que se cree una atmosfera melancólica y decadente, algo muy común en los juegos de plataformas de acción.

Eso sí, se puede ver que ha habido un gran trabajo en la construcción del universo narrativo. La culpa y la búsqueda del perdón de dios son el eje principal de la historia.

Una travesía de pena

La historia de Blasphemous es una travesía de pena, pero no en el mal sentido de la palabra. Uno de los problemas que hay en el juego es que la mayoría de muertes se deben a caídas en pinchos o barrancos porque no se ha calculado bien. Son errores muy tontos, a veces del propio juego, pero que tienen el problema que castigan mucho.

Sobre todo sucede al principio del juego en que uno se está acostumbrando a cómo funcionan los controles, por lo que el inicio es bastante lento.

A medida que avanza el juego esto cambia, ya que el personaje parece que cuenta con más habilidades, y es más divertido e interesante ir explorando todo el mapa para desentrañar los misterios que hay. El juego siempre tiene un sitio para explorar y, además, sabe recompensar a los que lo hacen bien. Es una sensación muy gratificante.

Es verdad que el juego no inventa nada, ya que al final se tienen que derrotar los típicos tres jefes, cada uno fuerte en su área que se tienen que ganar si quieres avanzar en el juego.

Pero, sí que es un juego efectivo porque logra que el explorar sea muy interesante. Puede que el principio no sea muy estimulante, pero ya se puede observar que el juego mejora a la larga, por lo que te anima a continuar para saber lo que puedes encontrar.

Además, tiene un espíritu muy metódico, ya que aparte de las batallas que se ganan y las habilidades que se ganan, el sistema no se rompe.

Conclusión sobre Blasphemous

Es verdad que cuando se empieza el juego las perspectivas que se tienen no son muy altas, pero a medida que avanza se va descubriendo que en realidad es un gran juego que crea adicción. En definitiva, otro gran trabajo de los sevillanos de The Game Kitchen.